Aunque sea una gaseosa… No llega el ¨4¨

0
72

   

«Les pedi un cuatro y me trajeron un pomelo…» Parecería ser que la famosa frase del Bambino Veira le queda como anillo al dedo a Miguel Angel Brindisi.

El encuentro ante Brown de Adrogue desnudó muchas falencias en el equipo de Avellaneda, pero una de las mas notorias fue la falta de un lateral derecho, de un numero 4. Ese lugar fue ocupado por el pibe Fabián Monserrat, al que está claro que nada se le puede reclamar por no ser la posición que ocupa regularmente.

El lateral titular para este cuerpo técnico ante la falta de refuerzos en ese sector de la cancha es Alexis Zárate, juvenil que antes del debut esta temporada, sufrió una lesión en la mandíbula que lo apartará de las canchas por 7 u 8 fechas mas aproximadamente. El suplente? Un viejo conocido, Gabriel Vallés, también lesionado pero que podría volver el próximo miércoles ante Boca Unidos.

Jorge Moreira, Matias Corujo, Maximiliano Paredes y Christian Pichón Nuñez fueron solo algunos de los nombres que circularon por la sede de Avenida Mitre para reforzar el puesto de lateral derecho. No obstante esta dirigencia en otra de sus tantas muestras de incapacidad, no pudo cumplir con algo que cualquier persona que haya observado a Independiente el sábado pasado se sabia que debía hacerse, reforzar el lateral derecho.

Ante esto, a Brindisi no le queda otra que esperar la recuperación de Zárate mientras el puesto lo ocupa Vallés, porque a diferencia de aquella situación del Bambino… a Brindisi, ni siquiera le trajeron la gaseosa.