Mordido por el Tiburón

0
22

Esta tarde el Rojo recibió por la tercera fecha del torneo de Nacional B a Aldosivi de Mar del Plata, el equipo dirigido por Sebastian Rambert que es uno de los pocos que comenzó de peor manera que Independiente en el campeonato, no pudiendo sumar ningún punto, con dos derrotas frente a San Martín de Juan y Ferro Carril Oeste.

Esto en la previa daba lugar a pronosticar quizás lo que ocurrió al comienzo del partido, donde apenas comenzado el mismo mas precisamente a los 7 min, llego la primera jugada de peligro para Independiente y de esta forma el primer gol de Mancuello, luego de una pared que realizara con Montenegro por la izquierda.

Después de la apertura del marcador el Rojo comenzó a jugar mas suelto y adelantado, presionando correctamente en el campo de Aldosivi, y es que de esta forma a los 13 min después de una pelota larga para Menendez, éste le gana en el mano a mano al central del visitante, DArio Cajaravilla, quedando solo frente al arquero, es en ese momento que el juez de linea le indica al árbitro el agarrón por parte del defensor y el juez correctamente decreta el penal, que el Rolfi cambia por gol a los 15 min, poniéndose el rojo de esta forma dos goles arriba.

Mas allá de dos jugadas aisladas de Aldosivi, una de ellas que podría haber sido penal y la otra una tapada espectacular de Assmann a Seccafien, todo parecía estar encaminado ya que el Rojo estaba en ese momento mas cerca del tercero que el visitante del descuento.

De esta forma terminó el primer tiempo, donde el local era claramente mas que el rival, justificando así el triunfo por dos tantos, presagiando en todos lo presentes que este podía ser el despegue de un equipo que no se encontraba con la victoria desde hace ya 10 partidos, mas precisamente del que jugara con San Martín de San Juan por el torneo final en este mismo estadio.

Pero en el segundo tiempo comenzó la debacle del rojo, quizás de la mano con la equivocación al momento de realizar los cambios por parte del DT de Independiente, desde que ya al comienzo de la etapa complementaria, dispuso el ingreso de Cristian “Pichon” Nuñez por el juvenil Villalba, que estaba llevando a cabo una tarea correcta sin mayores sobresaltos. Este cambio modificó toda la defensa desde que Valles paso a ocupar el lateral izquierdo, y Cristian Nuñez el lateral derecho.

El visitante por el solo hecho de encontrarse en desventaja se comenzó adelantar en el campo, y ya a los 8 minutos llego al descuento por parte de Damian Martínez, que remata a la izquierda de Assmann, que de floja respuesta no puede contener el disparo.

Miguel Brindisi intentando modificar esta circunstancia  replega al equipo unos metros atrás, desde que dispone la salida de Facundo Parra (de muy flojo partido y notoriamente fuera de estado físico) por Francisco Pizzini, quien se recuesta por la banda izquierda. Pasando a jugar el rojo de esta forma en un clásico 4-4-2, quedando el Rolfi y Menendez solamente de punta.

Minutos después de este cambio se produce la lesión de Mancuello, que obliga al DT local a disponer del ingreso de Marcelo Vidal en su reemplazo, ubicándolo como doble cinco junto con Razzotti. Agotando de esta forma las tres modificaciones ya a los 15 minutos del segundo tiempo.

El equipo visitante quien a raíz de los cambios dispuestos por Sebastian Rambert, no resignaba de sus intenciones de emparejar el marcador y seguía llegando, aunque desprolijamente, al arco del rojo.

Y en consecuencia a esta situación es que al minuto 21 tuvo su recompensa y luego de un corner en el cual ningún defensor de Independiente pudo despejar, Luis Ángel Vildozo pone el 2 a 2 definitivo, silenciando así a la totalidad de la parcialidad local que en su totalidad, tanto en la previa como en el transcurso del partido no estaba preparada para tal baldazo de agua fría.

El rojo con los cambios realizados, se veía condenado a buscar el partido de forma desprolija por medio de pelotazos largos infructuosos a Menendez, que a esta altura del partido se encontraba muy solo arriba, ya que Pizzini jamás pudo hacer pie desde su ingreso y zapata ya no gravitaba como en la primer etapa, ello sumado que el equipo visitante retrocedió considerablemente en el campo, casi a la línea de su área grande. Así es que el Rojo no pudo penetrar al aérea rival en la totalidad de los minutos restantes, desde que solo lo pudo realizar en el ultimo minuto del partido después de un tiro libre de Montengro que impacto en el palo izquierdo del arco  de Campodonico, y en la jugada anterior en la cual le cometen un claro penal a Menendez que el arbitro no cobró.

De esta forma se Cerró el partido con un sorpresivo empate en condición de local que lo aleja al Rojo de la punta y del Ascenso a primera división cada vez más, con el agravante doloroso además que se encuentra actualmente en la zona de descenso para la Primera B Metropolitana. Algo sumamente increíble, pero que en la actualidad del Rojo todo puede llegar a pasar.

Compartir
Artículo anteriorUna caldera
Artículo siguientePuntajes frente a Aldosivi
Papa de Juana; Abogado - Mediador; #independiente y nada más, Integrante de @paladarrojo570 y http://Paladarrojo.com.ar