La banda está de fiesta

0
152

La gente de Independiente volvió a sonreir. Llenó el Libertadores de América y disfrutó de la victoria de su equipo ante Rafaela.

Que lindo desahogo! Volvimos a gritar los goles en vez de apretar el puño y esperar que terminen las pesadillas. Volvimos a conocer el apellido de los rivales y a exigirles a nuestros jugadores como si fuera de primera.

La gente reventó el Estadio y no paró de alentar en los 90 minutos. Todos coinciden en que el apoyo de afuera repercute en la cancha, y viceversa.

A seguir por este camino que va a dar buenos resultados. Aguante el rojo y vamos por más.