Otro tren que se fue…

0
35

La buena imagen que había dejado el partido con Vélez fue desapareciendo según transcurría el clásico, y otra vez queda ese sabor amargo de no poder descontarle puntos a los punteros.

A priori parecía un partido que rompería la monotonía de los verdaderos clásicos que se jugaban a no perder, y cumplió a medias con ese cometido. Hubo una gran cantidad de llegadas en un comienzo prometedor donde Fernández tuvo un par de situaciones para abrir el marcador. siempre inteligente para romper con la última línea de Racing, lo que hacía que algunas veces cayera en posición adelantada, pero de igual manera volvió a tener un buen rendimiento.

En el segundo tiempo la historia fue distinta, sobre todo a medida que se acercaba el final del partido más difícil se hacía mantener la valla invicta por el embiste del rival

Los más flojos fueron Aquino y Méndez, no se afirman al sistema de juego y van a contramano de sus compañeros, se los vio imprecisos  y molestos, cada uno fue participe de una acción violenta que podrían haber evitado. Otro que iba en camino a ser de los más flojos fue «El Cebolla» Rodríguez, quien debió salir en el entretiempo por una molestia.

Un párrafo aparte se merecen Víctor Cuesta y Martín Campaña, confirmaron su gran momento con lucidas actuaciones y ya se afirman como los pilares de la defensa (¿Se podrá retener al central o se irá a Europa?). Otro que cumplió fue Rigoni, que con más ganas que fútbol pudo incomodar siempre que la pelota le llegaba.