Se vuelve a meter en la lucha

0
27

En medio de las polémicas que giran en torno a Pellegrino, el equipo ganó en Liniers y se prende.

Después de dos empates consecutivos sin convertir goles se pudo romper la racha negativa y conseguir una victoria que hace ilusionar con pelear el torneo, a dos puntos del líder Godoy Cruz y en vísperas de un nuevo clásico.

Con la sorpresa de la inclusión de Aquino entre los titulares y Germán Denis en el banco,  el equipo se mostró muy predispuesto a presionar para recuperar la pelota rápido y jugar de una manera práctica. El fiel reflejo de esta idea fue Leandro Fernández que en menos de un minuto dio dos asistencias de taco para dar lugar a una chance neta de gol.

Más allá de la necesidad de un error del contrario para abrir el marcador, siempre hubo una clara superioridad en el manejo de la pelota y las llegadas al arco rival, después de varios partidos el arquero no tuvo una participación necesaria para ganar, y de no ser por algunas individualidades o un poco más de precisión estaríamos hablando de una goleada.

Los abanderados fueron Fernández y Rigoni, corrieron por todo el frente de ataque sin la pelota para no dejar salir con claridad a los defensores. Aquino jugó un partido aceptable, todavía con cosas por pulir pero con un nivel interesante. Por su parte «El Cebolla» mostró destellos de calidad característicos pero le costó entrar en el circuito de juego y Méndez tuvo un deslucido partido.

Después de este triunfo el equipo llega mejor parado de cara a la visita a Racing del domingo que viene y con la posibilidad de seguir prendido ahí arriba.