La noche de los apellidos comunes

0
28

En vísperas de la llegada de Milito, y Berón con el buzo de DT, se consiguió una victoria tranquilizadora ante Arsenal con dos tremendos golazos de Leandro Fernández y el «Droopy» Gómez.

En el primer tiempo empezó con una situación insólita, cuando se realizaron mal dos laterales seguidos en cuestión de segundos. En cuanto al juego fue claramente fue claramente superior, la táctica de Berón de separar el equipo dio como resultado un partido de ida y vuelta con llegadas claras para ambos, aunque la mayoría de ellas pasaron por los pies de Fernández y Benítez, quienes fueron los más desequilibrantes y punzantes, obligando a Pellegrino (sí, no podía faltar dicho apellido en el último partido del semestre) a lucirse.

El segundo tiempo empezó con todos los condimentos ideales para llevarse los 3 puntos, un dominio claro de las acciones de juego con algunas llegadas claras, la expulsión de Carreras a los 9 minutos y un bombazo infernal de Fernández que le rompió el arco al ex arquero de Defensa y Justicia que nada pudo hacer. Rigoni tuvo un par de situaciones para marcar pero no fue efectivo, también un cabezazo de Pellerano y una buena llegada de Benítez. Se pudo haber sufrido más, en dos llegadas de los de Rondina se dieron chances claras, en la primera la llegada salvadora del «Torito» Rodríguez, y en la otra una serie de rebotes, salvaron el arco. Pero al minuto 41 el recién ingresado «Droopy» Gómez la clavo con un tremendo tiro libre.

En la próxima fecha, y ya con la conducción del Gaby, se visitará a Quilmes el sábado a las 20 horas.