Rueda de la fortuna

0
36

Todavía con la alegría por la victoria conseguida el jueves en la Copa Sudamericana, en Córdoba se vivió un partido muy similar pasando por el resultado, aprovechar los errores para convertir y seguir dejando muchas dudas en el funcionamiento. Un cóctel de situaciones que puede ser letal.

Ídem al torneo anterior, primer fecha contra Belgrano (aquella vez en el Libertadores de América) en una tarde lluviosa y gris de domingo, victoria por 1 a 0 con gol de Emiliano Rigoni. Parece que nada cambió, ya que casi todo se repite. Pero sí, hubo cambios, y de los grandes. Ahora el buzo de DT es propiedad de Gabriel Milito, y la ilusión que despierta esto en la gente no va de la mano con el juego que despliega el equipo. Si bien los resultados se empiezan a dar, es causa de preocupación el flojo nivel con el que se afrontan las distintas competencias.

Hablando específicamente de este partido, hay que hacer hincapié en el lateral derecho, esta tarde ocupado por Toledo, pero el cual aún es de las grandes incógnitas debido a las dificultades que hay para encontrar un jugador que rinda ahí. Se buscó a Damian Martínez para ser el 4 titular y olvidarse de una vez de ese problema para ocuparse de algunas otras urgencias, pero no se puede dar ese lujo el técnico. Y es que en el partido de hoy hubo 3 jugadas puntuales en las cuales podría haber causado la derrota, empezando por el peligroso pase que le hizo a Campaña en la puerta del area, y terminando con lo que debía haber sido su expulsión en menos de un minuto por dos jugadas innecesarias, y de yapa en la primera de ellas pudo haber sido penal tranquilamente.

Otras cosa a mejorar es el abuso de los pelotazos, si bien uno de ellos dio resultado por la magnífica resolución de Rigoni, casi todos fueron para saltear la irrelevante mitad de la cancha, ya que no se podía coordinar juego en esa zona y era un obstáculo más a la hora de llegar al arco rival. En el segundo tiempo se vio otra actitud en ese sentido, pero sin mucho mejor resultado, ya que era excesivo el intento de salir jugando poniendo en juego la pelota y siendo muy previsible con los pases, hubo poco dinamismo en esos primeros pases y se sufrió. Claro está que si las aspiraciones son de protagonismo habrá que mejorar mucho de cara a lo que se viene, aprovechando al máximo este parate por eliminatorias que se viene. Pero siempre es mejor buscar mejorar luego de un triunfo.