Afilados al clásico

0
59

El Rojo obtuvo un triunfo ante uno de los candidatos del torneo con un nivel de juego muy bueno. Sigue manteniendo la efectividad de visitante, pero la fecha que viene tendrá que demostrar que es un rival temible en condición de local, y nada menos que ante Racing.

Desde el comienzo del encuentro se podía esperar que Independiente entregaría un juego interesante, debido a que a los dos minutos ya estaba en ventaja en el marcador gracias a Fabricio Bustos, de excelente partido. Un pibe que al verlo hace pensar que tiene más de 100 partidos en primera, pero sólo tiene un puñado. Al igual que Alan Franco, que fecha a fecha demuestra que es apto para la defensa del Rojo.

No se sintió la ausencia de Nicolás Figal, porque Nicolás Tagliafico volvió a tener un gran partido jugando como central. Y Sanchez Miño tuvo una aceptable labor, sobretodo en el segundo tiempo, como lateral en el lugar del capitán del equipo.

Que Emmanuel Gigliotti haya marcado dos goles no sólo le da a él la confianza que necesita de cara al clásico, sino que además se la brinda al hincha, que hace mucho tiempo que no sentía satisfecho con un 9 del plantel.

Ahora Ariel Holan deberá buscar la manera de que su equipo se sienta cómodo jugando en el “Libertadores de América”, porque el próximo partido es ante su máximo rival y, porque la ilusión de ingresar a la libertadores se acrecenta, pero eso sólo se conseguirá si suma puntos en los encuentros como local.