Goleada en Cuyo

0
17

Independiente derrotó 3 a 0 a San Martin de Local en San Juan cosechó su segunda victoria consecutiva en la Superliga sin goles en contra.

Los primeros 45 minutos tuvo a un Independiente más intenso en el juego. Comenzó dominando la pelota y a los 17 de esa mitad, logró romper el marcador. Recupera Jonás por izquierda, pateó y el rebote quedó en el torito quién la pica con mucha sutileza al área para la aparición de Meza y Benítez. El ex Gimnasia la baja y el misionero definió tras la salida de Ardente.

Tres minutos después, Gigliotti tuvo dos chances para ampliar el marcador. Nuevamente centro largo al área y tras la salida del arquero, “El Puma” la pica y pega en el palo. En el rebote, no logra pegarle bien y el tiro se va desviado.

EL trámite final del primer tiempo no fue bueno para Independiente debido a la buena presión ejercida por San Martin de San Juan. Lo finalizó apretado en mitad de cancha y con buenas aproximaciones por parte del conjunto local.

La primera chance del segundo tiempo llegó en los pies de Gigliotti quién remate desde al costado derecho del área pero el disparo quedó débil en las manos de Ardente. Pero 5 minutos después, Leandro Fernández encaró por el sector derecho y dio una asistencia perfecta para Bustos quién definió y venció al arquero para poner el 2 a 0. Tan sólo 2 minutos luego, nueva contra por la derecha y un gran pase a Gigliotti quién vio picar por izquierda a Leandro Fernández y fue el ex Godoy Cruz quién definió el 3-0 parcial.

Luego de los dos goles en pocos minutos, Independiente alivianó el encuentro y controló la pelota. Con tranquilidad, el rojo tuvo espacios para jugar y desarrollar el juego que tanto quiere Holan.

El cuarto gol llegó a los 37 del complemento tras un magnifico pase por el aire de Gaibor quién vio entrar a Brian Romero y logro convertir tras segundo de haber ingresado al partido.

El encuentro terminó en goleada con un gran nivel individual y colectivo. El Rojo llegó a los 32 puntos y se mantiene en zona de clasificación a Copa Libertadores 2019.