«Súper» hundidos

0
35

Independiente volvió a recibir un duro golpe, esta vez en cancha de San Lorenzo, que, con poco, le ganó por 1 a 0.

El primer clásico oficial del año fue derrota. Y de esas que duelen. Independiente jugó un buen primer tiempo pero por una fatalidad, y otro error infantil, se fue perdiendo por 1 a 0. Si a la mala suerte le sumas los errores en la definición, la tibieza de algunos jugadores y los horrores defensivos, el resultado es obvio: la derrota.

San Lorenzo pateó 2 veces al arco en todo el partido. Un mano a mano que sacó bien el Ruso con el pie y el gol. Con eso le alcanzó para alegrar a su gente en el Gasómetro. Porque no supo tener la pelota y no dio seguridad en el fondo, pero asi y todo, Independiente fue ciego e idiota.

Almirón se fue sin hacer declaraciones. El único que dió la cara, una vez más, fue Mancuello que, como siempre, fue autocrítico. La situación se va volviendo crítica y no parece haber soluciones a mano (las principales soluciones son Pizzini y Benitez).

La semana que viene habrá otro exámen, pero ahora con un agregado: El socio de Independiente.